Se aproxima el 1° de diciembre: Día de la Antártica

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/7 (1 vote cast)

Por Dr. Francisco Ferrando A.

Profesor Titular - Departamento de Geografía FAU

 

La conmemoración del día de la Antártica los 1° de Diciembre de cada año tiene por objeto celebrar el espíritu internacional de resguardo de la paz que inspiró a los países que firmaron del Tratado Antártico en el año 1959, junto con sentar las bases para su resguardo y facilitar la cooperación científica.

Por iniciativa de los 12 países que en forma previa al Año Geofísico Internacional (AGI) 1957-1958 habían llevado a cabo actividades científicas en la Antártida y sus alrededores, durante la celebración de dicho evento científico se planteó la necesidad de formular un Tratado Antártico que regulara las actividades en este continente. Luego de concordar su contenido y su redacción, los países involucrados (Argentina, Nueva Zelandia, Australia, Noruega, Bélgica, Sudáfrica, Rusia, Chile, Francia, Gran Bretaña, Japón y Estados Unidos)procedieron a firmarlo, lo cual ocurrió en Washington el 1° de Diciembre de 1959. Este tratado entró en vigor el 23 de Junio del año 1961. Posteriormente ha sido aceptado y suscrito por otros países.

Antártica

Este año 2016 la conmemoración del día de la Antártica es un esfuerzo internacional enfocado en promover el intercambio de conocimiento acerca de este continente helado, su entorno, la relevancia y significado de lo que en él está provocando el cambio climático, así como de las consecuencias que ello implicará para el resto del mundo.

Entre los aspectos más relevantes que el tratado contempla están la condición de statu quo de las reclamaciones territoriales de siete de los países signatarios, entre los cuales se encuentra Chile, y las normas y convenciones establecidas para la conservación de los recursos antárticos y del medioambiente.

En una de sus fundamentos se expresa claramente que en interés de toda la humanidad, la Antártica debe utilizarse exclusivamente para fines pacíficos y no ser escenario u objeto de discordia internacional. Posteriormente, otros protocolos y convenios específicos sobre la biosfera antártica y las riquezas minerales han sido establecidos conformándose lo que hoy se conoce como el Sistema del Tratado Antártico.

Tratado antártico

En el Artículo VI del Tratado se establece que sus disposiciones se aplicarán a la región situada al sur de los 60° de latitud Sur, incluidas todas las barreras de hielo.

En el escenario de cambio climático, fenómenos muy relevantes y de trascendencia mundial están desarrollándose en este continente helado. La reacción de los hielos antárticos está manifestando importantes cambios en su dinámica evolutiva. Al desprendimiento tradicional de icebergs desde las lenguas de hielo y plataformas que alcanzan el litoral producto del efecto de mareas, oleajes y tormentas, se suma desde mediados del siglo pasado el fenómeno de la desintegración de miles de kilómetros cuadrados de estas plataformas, principalmente las Plataformas Larsen y Wilkins en la Península Antártica, también la de Ross y la de Rhone-Filchner, ubicadas en sector occidental de la Antártica.

3

Un dato concreto: La plataforma Larsen A sufrió un gran colapso  en enero de 1995, y 7 años después, entre el 31 de Enero y el 5 de Marzo del 2002, aproximadamente 3.250  kilometros cuadrados de la Plataforma Larsen B colapsaron, arrojando 720 billones de toneladas de hielo al Mar de Weddell.

4

Como consecuencia, los glaciares que se ubican detrás de la plataforma Larsen B han aumentado su velocidad de flujo en unas ocho veces desde que la plataforma de hielo se derrumbara en el año 2002.

Además, a inicios del año 2015 ya se anunció que la plataforma Larsen C, la cual tiene 19.300 millas cuadradas y es la mayor plataforma en la Península Antártica, está en peligro inminente de desintegrarse. Ello podría aumentar significativamente los niveles globales de los océanos.

Estas enormes masas de hielo despedazado están aportando, a su vez, billones de litros de agua dulce al océano antártico modificando su temperatura y ecología, afectando las dimensiones de las masas de hielo estacional flotante que se forma en torno de este continente (banquisa). Consecuentemente, se están modificando las características de las corrientes oceánicas que se desprenden de la circumpolar y que avanzan hacia menores latitudes, sobre los litorales de los continentes del hemisferio sur.

También se está cambiando el nivel medio de los océanos, pero no solo ello. La desintegración de las grandes plataformas y la aceleración del vaciamiento de la mayor parte de los glaciares alimentadores de éstas hacia el mar, conlleva a que la Antártica está perdiendo enormes masas de hielo de sus franjas borderas, lo que a su vez desequilibra las masas de hielo interiores.

Lo señalado tiene otras consecuencias: esta importante disminución de los hielos antárticos está haciendo que este continente helado vaya perdiendo capacidad para contrarrestar el calentamiento climático, y desarrollando menor influencia en las características de la circulación eólica y en la generación de frentes de precipitación, lo cual contribuye al reconocido escenario de modificación del comportamiento de las lluvias en Sudamérica, entre otras partes del hemisferio sur.

Producto de ello también cabe esperar, tal como está sucediendo en Groenlandia con el derretimiento, que la disminución de peso sobre el lecho rocoso genere actividad tectónica y consecuencias telúricas, así como reactivación de fenómenos volcánicos. Debe recordarse que en la península Antártica y los archipiélagos asociados existen múltiples formas de origen volcánico, entre las cuales la Isla Decepción registra actividad histórica (erupción de 1967) y geotermal actual.

Ello plantea una respuesta de ascenso gradual del continente antártico, lo que podría ser compensado con una reacción al hundimiento de la corteza oceánica por aumento del volumen y peso de los océanos. Las consecuencias no predecibles de estos fenómenos tectónicos sumadas al enorme aporte de agua a al mar podrían llevar a que la variación del nivel de estos sea diferente de lo calculado a la fecha, arriesgando en todo caso la inundación de grandes superficies de los litorales de continentes a islas de todo el mundo, con un grave impacto socioeconómico y medioambiental.

Siendo estas algunas de las consecuencias que afectarán a la humanidad en las décadas venideras, no cabe duda que en el escenario de la adaptación al cambio climático, se deben hacer todos los esfuerzos posibles, y a toda escala, para reducir el calentamiento del clima incluido, especialmente en el caso de los países andinos, el resguardo y preservación de todas las formas de presencia de hielo en nuestra cordillera, pues no solo son nuestras torres de agua, también cumplen funciones climáticas, medioambientales, ecológicas y sociales y productivas que son irremplazables.

En conocimiento de lo señalado y en el convencimiento que es necesario ocuparse del tema y legislar adecuadamente sobre la criosfera andina, entre otros, con fecha 12 de Noviembre de 2016, y en el seno de un seminario sobre glaciares con participación de académicos de las universidades de Atacama, San Juan (Argentina) y de Chile, y representantes de las comunidad, se ha acordado constituir una Red Nacional de la Criosfera con el objeto de aunar esfuerzos académicos, de investigación y de ejercicio de la gobernanza, que lleven a la formulación de una Ley de Protección y Preservación de la Criósfera realmente efectiva y consecuente con metas de largo plazo en el progreso del país, su medioambiente y que garantice el respeto de los derechos y de la calidad de vida de sus habitantes por sobre intereses privados y de grupos económicos.

Respecto de la situación sucintamente descrita del continente antártico, no solo se requiere que el Tratado Antártico siga vigente por muchos años más, también se requieren mayores esfuerzos en torno a la preservación de este patrimonio mundial, los cuales van en paralelo con la formulación y aplicación de medidas más efectivas respecto del cambio climático, y del cumplimiento de las metas planteadas en menores plazos que los establecidos en acuerdos internacionales como los de la Cumbre sobre el Cambio Climático.

En diversos foros y todo tipo de reuniones internacionales se han planteado y argumentado serias advertencias sobre el daño que le hemos estado haciendo al planeta, la única casa de la humanidad, sin embargo parece nada ha sido suficiente para lograr una adecuada toma de conciencia producto de la obnubilación materialista y consumista que bloquea la capacidad de percibir y hacerse partícipe de las actitudes y medidas necesarias para no llegar al muy próximo punto de no retorno. No sigamos destruyendo la criosfera, que de ella mana el agua de la que depende la biosfera y que es el sustento de la vida.

 

Se aproxima el 1° de diciembre: Día de la Antártica, 7.0 out of 7 based on 1 rating

Opiniones Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *